VOLVER A HISTORIAS DE TERROR

Microrrelatos de terror

M.A. ÁLVAREZ

Estos son microrrelatos de mi autoría, enfocados al género de terror. Se pueden leer a continuación.

Índice:

Micros en antologías

El juglar sin dedos

Microrrelato escritora M.A. Álvarez. El juglar sin dedos.

Microrrelato incluido en la antología Microterrores, publicada por Diverisidad Literaria en el año 2014.

Mª Auxiliadora Álvarez, España.
El juglar sin dedos.

Cuando tomé el antiguo laúd, un estremecedor susurro me contó que, hace siglos, un juglar fue víctima de crueles torturas y que le despojaron de sus dedos antes de su injusta ejecución. Nada ansiaba más que recuperarlos para volver a tocar una melodía... No pude evitar sentir un intenso escalofrío. El laúd cayó al suelo, salpicado por mi propia sangre, y un punzante e insufrible dolor se apoderó de mis manos.

COMENTAR EN MI BLOG

Reencuentro

Microcuento escritora M.A. Álvarez. Reencuentro.

Forma parte del especial Día de las Escritoras, en la web Origen Cuántico, 2019.

M.A. Álvarez.
Reencuentro.

En los establos, tras el granero, ensillaba una vez más mi caballo para salir a buscar a mi hermana Sofía, desaparecida hacía ya más de dos semanas. Antes de que yo abandonara la granja, nuestra madrastra llamó mi atención. Era la hora del almuerzo. Olía muy bien. Cuando me senté a la mesa, me ofreció una suculenta empanada de carne. Mientras le daba un mordisco, ella me observaba insistentemente con su aterradora y desquiciada mirada, al tiempo que se dibujaba en su rostro una sobrecogedora expresión salpicada por la locura más espantosa. Noté algo extraño al morder la empanada. La abrí y encontré un trozo de carne en el que se distinguía un tatuaje que representaba una hermosa flor. Al instante, palidecí de terror y sentí unas nauseas incontrolables. Desobedeciendo a nuestra madrastra, mi hermana se hizo ese mismo tatuaje el día que visitamos la ciudad.

COMENTAR EN MI BLOG

La baraja del organillero

Microcuento escritora M.A. Álvarez. La baraja del organillero.

Forma parte de la antología La primavera... la sangre altera, publicada por Diverisidad Literaria en el año 2014.

María Auxiliadora Álvarez Rodríguez / España.
La baraja del organillero.

Abril: un anticuario me muestra una baraja de naipes del siglo pasado. Me interesa, la adquiero, la coloco en la vitrina del salón. Junio: sigo escuchando esa irritante música en mi cabeza. No cesa, me preocupa, me inquieta. ¿Estoy perdiendo la cordura? Llega el verano: la música se desvanece. La olvido. Transcurren las estaciones. Comienza la primavera: me aterro, la música ha vuelto.

COMENTAR EN MI BLOG

Micros Liverdades

Microrrelato escritora M.A. Álvarez. El juglar sin dedos.

Microrrelatos de terror publicados en la revista digital Liverdades.

Noche de playa.

Cada noche se internaba en la playa con uno de esos radares… ¿Cómo se llama? ¡Ah, sí! ¡Un detector de metales! Con el objetivo de buscar aquellos objetos que se hubieran podido perder durante el día. Pues bien, en aquella ocasión pensó que la fortuna le sonrió cuando detectó algo bajo la arena: un anillo. Así que tiró de él. No obstante, se le heló la sangre cuando descubrió que la sortija aún pertenecía a un dedo.

El viejo caserón.

«¿Estás pensando lo mismo que yo?», le preguntó a su hermano mientras le miraba con complicidad una aburrida tarde de primavera en la que jugaban tras el viejo caserón. Vieron un ventanal abierto que mostraba el lúgubre interior y aunque les habían prohibido entrar, se colaron. Mientras recorrían los pasillos, una terrorífica sombra los acechaba. «¡Pero salid de ahí, idiotas!», gritaba el nervioso telespectador.

Existen.

Quería demostrar que existían. Aunque cada vez que les hacía fotografías y revelaba el nuevo carrete, no aparecían en ninguna de ellas. Repitió el proceso incontables ocasiones hasta que decidió usar otro método: ¡los dibujaría! Los plasmó fielmente en un papel de tono amarillento y sonrió. Pero enseguida sintió una fuerte sacudida en su pecho porque, aunque los mostrara, ¿quién creería en la existencia de unos seres tan aterradores?

Viaje astral.

La noche me enseñaba secretos fascinantes. Durante la madrugada, experimentaba una situación tan real como fantasmagórica. Despertaba, levitando. Miraba a mi alrededor, mi habitación. La primera vez que me vi, me sobrecogí. Iniciaba mis viajes. Me desplazaba sin limitaciones, in restricciones. Pero esta última vez… me alejé demasiado… Con terror, me percaté de que se cortó accidentalmente el cordón de plata…

Espectro.

Cada noche, descendía por las escaleras ataviada con su vestido del siglo pasado. Su pálido rostro se me antojaba hermoso y había algo en sus lamentos, no sé el qué, que me resultaba tan fascinante como perturbador. Los otros guardias de seguridad la temieron, pero yo… yo no dudé en acercarme a ella e incluso le dediqué unas bellas palabras. Sin embargo, para mi sorpresa, se asustó de mí y se desvaneció al instante.

MI PERFIL EN LIVERDADES

Microrrelatos en vídeo

Microrrelato escritora M.A. Álvarez. El juglar sin dedos.

Microrrelatos en formato vídeo.

Mi arisco gato.

Macabra carta de amor.

COMENTAR EN MI BLOG

Otros microrrelatos publicados en mi blog

Microrrelato escritora M.A. Álvarez. El juglar sin dedos.

Microrrelatos de terror escritos para iniciativas literarias.

Supervivencia.

«Los dejaremos entrar, pero si están infectados, ¡abrid fuego!», exclamé con decisión en pleno apocalipsis zombi. Sin embargo, cuando estaba abriendo la puerta, sentí el perturbador dolor de una bala en mis entrañas. Cumplieron mi orden. Irremediablemente, yo mismo había empezado a mutar.

Tarde.

Llegó tarde a la estación y perdió el autobús. Alguien le ofreció viajar en su coche, pues compartían el mismo destino. Tenía mucha prisa. Aceptó. Lo que jamás imaginó es que terminaría el viaje en el maletero…

Elene.

Desempeñó un papel crucial en la formación política y social de la civilización ficticia llamada Elene, la que creó como autor mientras escribía su libro. Concibió a un siniestro y macabro personaje que nombró rey. Pero este no quería a nadie por encima de él, y tan intenso era el deseo del personaje, que cobró vida propia y sesgó cruelmente la de su creador para gobernar Elene a su antojo. Sin embargo, palideció de terror al descubrir que, tras su victoria, las palabras ya no brotaban en las páginas de su mundo.

Vete.

Apoyado en su soledad como en su sombra, el espectro contó su historia. El investigador captó una psicofonía difusa: "Vete". Tras oírla, huyó aterrado, pero lo que de verdad le dijo el fantasma fue: "Gracias por escucharme. Te doy mi fortuna, está en ese boquete".

El ser de la ermita.

El estruendo del disparo resonó por todo el valle. Venía de la ermita, la cual se alzaba en solitario en mitad del paraje. El sheriff se acercó con cautela hasta el edificio. Desde la lejanía no se apreciaba movimiento alguno. Nosotros leímos todo lo acontecido en el periódico días después y si nos pareció espeluznante el suceso, más tuvo que sentirlo así el agente que se enfrentó a tales circunstancias. Cuando el sheriff entró en la ermita halló una cruenta escena: un hombre en… ¿descomposición? devoraba a un religioso y tras él yacía, sin vida, un habitante del pueblo sosteniendo todavía una escopeta. El agente disparó varias veces hacia la criatura, pero esta logró abalanzarse sobre él y le mordió en el brazo. Por fortuna, los refuerzos no tardaron en llegar y lograron abatir a ese extraño ser, acabando con el peligro. O eso creyeron. El verdadero horror comenzó cuando el sheriff abandonó una vez más su despacho...

Una familia peculiar.

Corto un suculento y sabroso trozo de carne... Lo pongo cuidadosamente en el plato y tengo que controlar una atroz y voraz sensación de hambre para no darle ni un triste mordisco. Después, llamo a mi hijo para que venga a almorzar. Sentado a la mesa, lo prueba ¡y me dice que no le gusta! Entonces, le reprocho: "¿De verdad es necesario que vuelva a recordarte que hay otros zombis que no tienen nada que llevarse a la boca?"

COMENTAR EN MI BLOG

© Todos los derechos reservados.
Diseño web: HTML5 UP / M.A. Álvarez
Aviso Legal | Política de privacidad | Política de Cookies
Todos mis trabajos están registrados en Safe Creative.
Safe Creative #1109090464552